Nuestra experiencia

La mayoría de los estudios epidemiológicos realizados sobre el síndrome de la clase turista han demostrado que las medidas preventivas sugeridas por las líneas aéreas pueden no ser suficientes para la totalidad de los viajeros, por otro lado, no puede aconsejarse el uso masivo de medicación anticoagulante debido a los riesgos que conlleva.

Por estos motivos, la valoración del riesgo individual y el establecimiento de medidas preventivas personalizadas podrían reducir el impacto de esta patología en viajeros de largo recorrido.

El Centro de Estudios Vasculares ha sido pionero en el desarrollo y puesta en práctica de un estudio clínico especializado capaz de valorar los factores individuales así como cuantificarlos para establecer a qué grupo de riesgo se pertenece ( bajo, leve, moderado o alto ) y establecer las medidas preventivas de acuerdo a este riesgo individual.

¿Qué es?

Ver

Cómo se produce

Ver

Como Prevenirse

Ver